(Haga click en los billetes para aumentar)

 

GUERRA CIVIL

(Civil War)

Al estallar la Guerra Civil, el Gobierno de la República no tenía problemas de escasez de papel moneda, pero a lo largo de la contienda con las comunicaciones interrumpidas, no era posible enviar remesas a todo el territorio bajo su control, lo cual motivó la aparición de emisiones propias en las provincias del norte. Al mismo tiempo, el Gobierno de Burgos que sólo reconocía la legalidad de las emisiones anteriores al 18 de julio de 1936, estableció que los billetes fueran presentados por los particulares para ser revalidados.

 

5 Pesetas 1937 (Bilbao)

 

10 Pesetas 1937 (Bilbao)

 

25 Pesetas 1937 (Bilbao)

 

50 Pesetas 1937 (Bilbao)

 

100 Pesetas 1937 (Bilbao)

 

500 Pesetas 1937 (Bilbao)
 

Aislado el País Vasco del resto de la zona republicana, tuvieron que arbitrar procedimientos para proveer de moneda a sus habitantes. El 30 de agosto de 1936, la Junta de Defensa de Vizcaya dispuso la emisión de talones al portador en valores de 5, 10, 25, 50, 100 y 1.000 pesetas.

 

5 Pesetas 1936 (Bilbao)

 

20 Pesetas 1937 (Bilbao)

 

50 Pesetas 1937 (Bilbao)

 

100 Pesetas 1937 (Bilbao)
 

El 30 de septiembre de 1936, la sucursal del Banco de España en Santander, solicitó autorización a la central de Madrid para emitir talones especiales ante la insuficiencia de moneda divisionaria tanto en billetes como en plata. Las emisiones comprendieron series de billetes de 5, 10, 25, 50 y 100 pesetas.

 

10 Pesetas 1936 (Santander)

 

100 Pesetas 1936 (Santander)
 

El 24 de octubre de 1936, el departamento de Hacienda del Consejo de Asturias y León, dispuso la primera emisión de talones especiales contra la cuenta, que la Caja Central de Depósitos tenía en la sucursal del Banco de España en Gijón. Las emisiones comprendían series de billetes de 5, 10, 25, 50 y 100 pesetas.

 

50 Centimos 1937 (Asturias y León)

 

2 Pesetas 1937 (Asturias y León)

 

25 Pesetas 1936 (Madrid)

 

50 Pesetas 1937 (Gijón)

 

100 Pesetas 1937 (Gijón)
 

La Generalitat de Catalunya afrontó la escasez de monedas con la emisión de billetes de curso obligatorio en Cataluña de 2,50, 5, y 10 pesetas, por importe de 20 millones de pesetas. A esta emisión hay que sumar las emisiones locales que trataban de cubrir la escasez de valores monetarios fraccionarios.

 

2,5 Pesetas 1936

 

5 Pesetas 1936

 

10 Pesetas 1936
 

Durante la Guerra Civil española y debido a la escasez de moneda fraccionaria, el Consell General d´Andorra consideró necesario imprimir papel moneda por primera y única vez. Se trataban de billetes para la circulación interna del Principado que representaban vales por el valor de pequeñas fracciones de billetes imprimidos en Toulouse y con valores de veinticinco pesetas y superiores. Se hicieron dos series, la primera impresa en color azul, con valores de una peseta, dos pesetas, cinco pesetas y diez pesetas. Posteriormente entró en circulación una nueva serie de color marrón, con valores de cincuenta céntimos y una, dos, cinco y diez pesetas.

 

2 Pesetas 1936 (Andorra)

 

5 Pesetas 1936 (Andorra)

 

10 Pesetas 1936 (Andorra)
 

El Banco de España, de acuerdo con la Comisión de Hacienda del Gobierno Nacional, anunció el 7 de noviembre de 1936 que no serían reconocidos los billetes puestos en circulación por el Gobierno de la República. Para ello, el Consejo acordó la emisión de nuevas series de billetes, las cuales fueron encargadas a imprentas de Londres, que se negaron y siguieron suministrando billetes a la zona republicana.

 

5 Pesetas 1936 (Gijón)

 

10 Pesetas 1936 (Gijón)

 

25 Pesetas 1936 (Gijón)

 

50 Pesetas 1936 (Gijón)

 

100 Pesetas 1936 (Gijón)
 

El 28 de de octubre, el Consejo de Burgos donde se había instalado provisionalmente la capital de la zona nacional, inició gestiones con la casa "Giesecke y Devrient" de Leipzig - Alemania, que fructificaron con tiradas de billetes provisionales de 25, 50, 100, 500 y 1.000 pesetas.

 

5 Pesetas 1936 (Burgos)

 

10 Pesetas 1936 (Burgos)

 

25 Pesetas 1936 (Burgos)

 

50 Pesetas 1936 (Burgos)

 

100 Pesetas 1936 (Burgos)

 

500 Pesetas 1936 (Burgos)

 

1.000 Pesetas 1936 (Burgos)
 

Los españoles pensaban que fuese quien fuese el ganador de la guerra, el metal de las monedas siempre tendría su valor. Así fueron desapareciendo sucesivamente las monedas de plata, las de cobre y las de bronce. Estas últimas fundidas para hacer munición. Así que esta falta de calderilla, dificultó las pequeñas compras de los ciudadanos, de modo que empresas, sindicatos y ayuntamientos entre otros, se lanzaron a la emisión de vales o monedas locales. Con la intención de ampliar los proveedores de billetes, el Banco de la zona nacional inició conversaciones en julio de 1937 con una casa italiana de Milán. Se contrataron series de 25, 50, 100, 500 y 1.000 pesetas.

 

1 Peseta 1937 (Burgos)

 

1 Peseta 1938 (Burgos)

 

2 Pesetas 1937 (Burgos)

 

2 Pesetas 1937 (Burgos)

 

5 Pesetas 1938 (Burgos)

 

25 Pesetas 1938 (Burgos)

 

50 Pesetas 1938 (Burgos)

 

100 Pesetas 1938 (Burgos)

 

500 Pesetas 1938 (Burgos)

 

1.000 Pesetas 1938 (Burgos)
 

 

REGIMEN DE FRANCO

(Franco Regime)

El Regimen o Dictadura de Franco, es el periodo de la historia de España que abarca la entrada al poder tras la Guerra Civil del General Francisco Franco Bahamonde, hasta su muerte en 1975. En los años 60 y principios de los 70, el desarrollo económico mejoró de forma notable aunque desigual, el nivel de vida de la mayoría de la población española, que formó una clase media hasta entonces casi inexistente. El nivel de libertad personal y política no aumentó del mismo modo y empezaron las movilizaciones de oposición a la dictadura por parte de trabajadores y estudiantes. El rey Juan Carlos I fue el sucesor designado por Franco para la Jefatura del Estado.

 

Franco

 

1 Peseta 1940

 

1 Peseta 1945

 

1 Peseta 1943

 

1 Peseta 1951

 

1 Peseta 1948

 

1 Peseta 1953
 

Los ingentes problemas monetarios que España tenía al final del conflicto, comenzaron a resolverse con la Ley de Desbloqueo de 7 de diciembre de 1939 dictada por Larraz. Esta ley restableció la normalidad en los pagos en el interior del país y las bases para la reconstrucción del Banco de España. El estallido de la II Guerra Mundial en septiembre de 1939, aumentó las dificultades de aprovisionamiento de billetes del exterior, y llevó al Banco de España tras el fallido intento de formar una fábrica própia de billetes con capital privado, a contratar exclusivamente con la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, que tubo un trabajo abrumador por las grandes cantidades de billetes que tuvo que emitir por falta de moneda metálica.

 

1 Peseta 1940

 

5 Pesetas 1940

 

5 Pesetas 1943

 

5 Pesetas 1945

 

5 Pesetas 1947

 

5 Pesetas 1954

 

5 Pesetas 1951

 

5 Pesetas 1948
 

Durante el Regimen de Franco, la primera emisión que imprimió la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre fue la de 21 de octubre de 1940, aunque la decisión oficial la tomó el Gobierno un año después, con el Decreto del 21 de junio de 1941. Con este Decreto se pretendió dotar a la Fábrica Nacional de los medios necesarios para acometer esa tarea y evitar la dependencia de empresas extranjeras en una cuestión de tanta trascendencia. Las series fueron de 25 pesetas, de 50 con la efigie de Menendez Pelayo, de 100 con la de Cristobal Colón, 500 con la de D. Juan de Austria y 1.000 pesetas con la de Bartolomé Murillo.

 

25 Pesetas 1940

 

50 Pesetas 1940

 

100 Pesetas 1940

 

500 Pesetas 1940

 

1.000 Pesetas 1940
 

A pesar de las dificultades iníciales, las impresiones se fueron realizando en una constante superación, incorporando las nuevas tecnologías y manteniendo un reconocido nivel de calidad. La emisión de 21 de octubre de 1940, consistió en series de 500 pesetas y de 1.000 pesetas con la efigie de Carlos I.

 

500 Pesetas 1940

 

1.000 Pesetas 1940
 

En 1940, la Entidad Recaudadora del Instituto Nacional de la Vivienda, emitió pagarés en concepto de devolución de fianzas con arreglo al Decreto de 11 de marzo de 1949. Los valores eran de 5, 10, 50, 100, y 1.000 pesetas.

 

5 Pesetas 1940

 

10 Pesetas 1940

 

1.000 Pesetas 1940
 

La Fábrica no regateó esfuerzos para proveer al Banco de España de los billetes que le eran demandados, con garantias técnicas que permitieron una gran estabilidad en la circulación, e incluso los antiguos deseos de la Administración del Banco de contar con emisones de reserva se vieron cumplidos. En los años 1946, 1948 y 1949, se realizaron las siguientes series: 25 pesetas con la efigie de Flores Estrada, 100 pesetas con la de Francisco Bayeu, 500 pesetas con la de Francisco de Vitoria, 1.000 pesetas con la de Ioannes Ludovicus, y otra nueva de 1.000 pesetas con la efigie de D. Ramon de Santillana.

 

25 Pesetas 1946

 

100 Pesetas 1948

 

100 Pesetas 1948

 

500 Pesetas 1946

 

1.000 Pesetas 1946

 

1.000 Pesetas 1949
 

Las emisiones de 15 de noviembre y 31 de diciembre de 1951, consistieron en series de 50 pesetas con la efigie de Santiago Rusiñol, de 500 pesetas con la de Mariano Benlliure y de 1.000 pesetas con la de Joaquín Sorolla.

 

50 Pesetas 1951

 

500 Pesetas 1951

 

1.000 Pesetas 1951
 

En los seis siguientes años se emitieron las siguientes series: el 7 de abril una única serie de 100 pesetas con la efigie de Julio Romero de Torres, el 22 de julio de 1954 las series de 25 pesetas con la efigie de Isaac Albeniz y de 500 pesetas con la de Ignacio Zuloaga, y el 29 de noviembre de 1957 una única serie de 1.000 pesetas con la efigie de los Reyes Católicos.

 

25 Pesetas 1954

 

100 Pesetas 1953

 

500 Pesetas 1954

 

1.000 Pesetas 1957
 

La emisión de 19 de noviembre de 1965, fueron series de 100 pesetas con la efigie de Gustavo Adolfo Bequer, y de 1.000 pesetas con la San Isidro.

 

100 Pesetas 1965

 

1.000 Pesetas 1965
 

Tras la recuperación de la economía española, las necesidades monetarias del país cambiaron. En 1974 ya había 700 millones de billetes en circulación, muchos de ellos de baja denominación, y en 1978 la cifra llegaba a mil millones. Pese a que la peseta había perdido valor, el billete mayor seguía siendo el de 1.000 pesetas y eran necesarios muchos de estos billetes para los pagos cotidianos. Las emisiones de 17 de noviembre de 1970 y la de 23 de julio de 1971 fueron una única serie de 100 pesetas con la efigie de Manuel de Falla, 500 pesetas con la de Jacinto Verdaguer y de 1.000 pesetas con la de José Echagaray.

 

100 Pesetas 1970

 

500 Pesetas 1971

 

1.000 Pesetas 1971
 

 

REINADO DE JUAN CARLOS I

(Reign of Juan Carlos I)

Juan Carlos I de Borbón (nacido en Roma el 5 de enero de 1938), fue proclamado como Rey de España el 22 de noviembre de 1975 tras la muerte de Francisco Franco, y de acuerdo a la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado de 1947. La Constitución Española ratificada por referéndum popular en 1978, le reconoce como Jefe del Estado y legítimo heredero de la dinastía histórica de Borbón. En esta época, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, fue normalizando los tamaños de los billetes haciéndolos más pequeños y rectangulares, con tamaños decrecientes según sus valores. El 6 de febreo de 1976 se emite el primer billete de 5.000 pesetas en una serie única con la efigie de Carlos III.

 

Juan Carlos I

 

5.000 Pesetas 1976
 

Entre 1982 y 1987, el Banco de España emitió un nuevo sistema de billetes. Los objetivos eran reducir y normalizar su tamaño, modernizar su diseño y facilitar su tratamiento mecanizado. Para facilitar la identificación de la autenticidad, los billetes del nuevo sistema incluían los elementos tradicionales (gran retrato calcográfico y marca de agua) junto con otros nuevos, como el hilo de seguridad y las fibrillas fluorescentes, además de algunos elementos secretos destinados a facilitar el tratamiento mecanizado de los billetes. La emisión de 23 de octubre de 1979, fueron series de 500 pesetas con la efigie de Rosalia de Castro, 1.000 pesetas con la de Benito Perez Galdos, y de 5.000 con la del Rey Juan Carlos I.

 

500 Pesetas 1979

 

1.000 Pesetas 1979

 

5.000 Pesetas 1979
 

La emisión de 22 de julio de 1980, consistió en una única serie de 2.000 pesetas con la efigie de Juan Ramon Jimenez. El 16 de septiembre del mismo año, salió al aire también una única serie de 200 pesetas con la efigie de Leopoldo Alas Clarin, y el 24 de septiembre de 1985 una única serie de los primeros billetes de 10.000 pesetas con la efigie del Rey Juan Carlos I y en el reverso con la del Príncipe Felipe.

 

200 Pesetas 1980

 

2.000 Pesetas 1980

 

10.000 Pesetas 1985

 

Reverso
 

Las emisiones de 24 de abril y de 12 de octubre de 1992, fueron series de 1.000 pesetas con la efigie de Hernan Cortés, de 2.000 pesetas con la de José Celestino Mutis, 5.000 pesetas con la de Cristobal Colón, y de 10.000 pesetas con la del Rey Juan Carlos I. La última remesa de billetes en pesetas se imprimió el 21 de noviembre del año 2000.

 

1.000 Pesetas 1992

 

2.000 Pesetas 1992

 

5.000 Pesetas 1992

 

10.000 Pesetas 1992

 


Volver atras - Back to home