(Haga click en los billetes para aumentar)

 

BANCOS PROVINCIALES

El Banco de Emisión y Descuentos de Santiago, fue junto con el de La Coruña, los dos únicos bancos de emisión que funcionaron en Galicia al amparo de la Ley de Bancos de 28 de enero de 1856. La mayoría de los promotores fueron comerciantes locales, aunque también había accionistas de otras ciudades. Con un capital de 3 millones de reales de vellón, pudo haber alcanzado una emisión de hasta 9 millones, aunque no llegaron a circular ni 200.000 reales en los momentos de mayor demanda.

 

200 Reales 1857 (Banco de Santiago)

 

500 Reales 1857 (Banco de Santiago)

 

100 Pesetas 1875 (Banco de Tarragona)

 

100 Reales 1861 (Banco de Santander)

 

500 Reales 1861 (Banco de Santander)

 

1.000 Reales 1861 (Banco de Santander)
 

El Banco de Valladolid fue creado el 27 de junio de 1857, emitiendose billetes por valor de 15.500.000 Reales. Realizó una sola emisión en agosto del mismo año que fue impresa en Inglaterra. A principios de 1858 ya había emitido más de 7 millones de Reales en billetes, hasta alcanzar la cifra máxima de 15 millones en 1862. La vida del Banco de Valladolid se desarrolló dificultosamente por la competencia que le hacían las Sociedades de Crédito las cuales quebraron al final, pero dejaron al Banco en muy mala situación. El 26 de abril de 1870 se dispuso su disolución y liquidación.

 

500 Reales 1857 (Banco de Valladolid)

 

1.000 Reales 1857 (Banco de Valladolid)

 

500 Reales 1858 (Sociedad de Crédito Valenciano)
 

El Banco de Barcelona fue creado por el conde Santa Olalla el 1 de mayo de 1844. Es el más antiguo de los bancos privados españoles, después del Banco de Isabel II. Se le reconoció la facultad de emitir billetes por un nominal comprendido entre 200 y 20.000 reales, aunque en realidad la moneda que emitió fue el Peso Fuerte. Fueron creadas cuatro emisiones en 1845, 1855, 1859 y 1868 todas ellas fechadas a mano. La primera emisión solo se imprimió un billete de 250 pesos fuertes.

 

50 Pesos 1867 (Banco de Barcelona)

 

100 Pesos 1867 (Banco de Barcelona)
 

El Banco de San Fernando o Banco Español de San Fernando, fue una institución financiera creada en 1829 a iniciativa del Ministro de Hacienda de España, Luis López Ballesteros, en sustitución del antiguo Banco de San Carlos, y asumiendo la deuda de aquél e incrementando su capital con la intención de convertirlo en el primer banco de carácter público, con capacidad de emisión de moneda de España.

 

1000 Reales 1852 (Banco de San Fernando)

 

2000 Reales 1852 (Banco de San Fernando)
 

El Banco de Sevilla fue una institución bancaria de Sevilla fundada el 13 de septiembre de 1856. Entre sus socios fundadores destacaron industriales de la época como Carlos Pickman Jones y otras personas ya metidas dentro del mercado bancario como Domingo de la Portilla.

 

200 Reales 1866 (Banco de Sevilla)

 

500 Reales 1866 (Banco de Sevilla)

 

4000 Reales 1866 (Banco de Sevilla)

 

4000 Reales 1866 (Banco de Sevilla)
 

El Banco de Bilbao nació como una manifestación de la expansión industrial en Vizcaya. La primera suscripción de capital, que sumaba la cifra de 8 millones de Reales de Vellon, fue cubierta vertiginosamente, y de este rápido proceso surgieron los primeros 106 accionistas. Los estatutos de la nueva entidad fueron aprobados por el Gobierno el 19 de mayo de 1857. La capacidad emisora de billetes constituyó para el Banco de Bilbao la demostración de su eficacia. Los valores emitidos fueron de 100, 200, 500, 1000, 2000 y 4000 Reales de Vellón.

 

200 Reales 1857 (Banco de Bilbao)

 

500 Reales 1857 (Banco de Bilbao)

 

2000 Reales 1857 (Banco de Bilbao)

 

4.000 Reales 1857 (Banco de Bilbao)
 

El Banco de Málaga fue autorizado por Real Decreto del 27 de junio de 1856. Una ciudad que contaba con la primera industria suderúrgica del país y la segunda empresa textil, necesitaba tener un banco donde poder realizar las transacciones monetarias. La primera emisión se realizó en 1860 y la segunda en 1865. Con la gran competencia con la siderúrgica del norte y el escaso rendimiento del farrocarril, la economía malageña entró en declive, y con ella el Banco de Málaga que se acabó fusionando con el Banco de España en 1874.

 

200 Reales 1856 (Banco de Málaga)

 

500 Reales 1856 (Banco de Málaga)

 

1.000 Reales 1856 (Banco de Málaga)

 

2000 Reales 1856 (Banco de Málaga)

 

4000 Reales 1856 (Banco de Málaga)
 

El Banco de Cádiz fue aprobado el 20 de junio de 1846. Se formalizó por un grupo de empresarios gaditanos que se embarcaron en un proyecto, puntualizando sus relaciones con el Banco de Isabell II con el que estaba íntimamente ligado. El capital del nuevo Banco se fijó en 80 millones de Reales y su plazo de duración en 30 años. Desde su creación, el Banco de Cádiz lanzó una enorme cantidad de billetes, llegando incluso a rebasar el límite legal que tenía autorizado. El Banco lanzó tres emisones de billetes distintas, todas fechadas y firmadas a mano excepto la tercera emisión que no lleva fecha. La primera emisión estuvo compuesta por los valores de 100, 200, 500, 1000, 2000, y 4000 Reales de Vellón.

 

100 Reales 1846 (Banco de Cádiz)

 

200 Reales 1846 (Banco de Cádiz)

 

500 Reales 1846 (Banco de Cádiz)

 

1.000 Reales 1846 (Banco de Cádiz)

 

2000 Reales 1846 (Banco de Cádiz)

 

4000 Reales 1846 (Banco de Cádiz)
 

El Banco de Reus se constituyó en Reus el 4 de junio de 1863 y pasó a convertirse en banco de emisión al amparo de la ley de 9 de octubre de 1869. En 1874 se unió a la queja de otros bancos de emisión por la concesión del monopolio de emisión de billetes al Banco de España. Junto con los bancos de Bilbao, Santander, Barcelona y Tarragona, permaneció como independiente; los demás hasta entonces bancos de emisión, fueron absorbidos por el Banco de España. En 1885 era una de las instituciones financieras catalanas más significativas.

 

50 Pesetas 1910 (Banco de Reus)
 

100 Pesetas 1901 (Banco de Reus)
 

50 Pesetas 1921 (Banco de Reus)
 

100 Pesetas 1921 (Banco de Reus)
 

500 Pesetas 1921 (Banco de Reus)
 

El Banco de Valls se constituyó en Valls el 27 de noviembre de 1881 en plena fiebre del oro, pero al contrario de lo que les sucedió a la mayor parte de las entidades catalanas fundadas en la misma época, permaneció activo hasta nuestros días, junto con otros bancos como Sabadell, Tarrasa y Villanova. Sufrió intensamente la crisis de 1882, que le condujo a una lenta decadencia hasta finales de siglo, con un fugaz paréntesis de prosperidad en 1885. Durante los primeros años del siglo XX creció de forma espectacular, por medio de las denominadas cuentas corrientes de ahorro de la clase obrera.

 

25 Pesetas 1911 (Banco de Valls)

 

50 Pesetas 1911 (Banco de Valls)

 

100 Pesetas 1922 (Banco de Valls)

 

500 Pesetas 1922 (Banco de Valls)

 

Acción Banco de Valls 1963

 


Volver atras - Back to home